Saltar al contenido

Piropos perversos

Piropos perversos

Los piropos perversos son aquellos que obra con mucha maldad y lo hace conscientemente o disfrutando de ello, tienden a ser groseros y malvados, con este tipo de mensaje hay que tener cuidado puede ocasionar un disgusto al recepto.

Piropos perversos con rima
Piropos perversos con rima

Piropos perversos con rima

Dedica una frase de amor romántico y original. Toda la rima desarrolla una sola metáfora: el abismo mayor no está en la naturaleza sino en el interior perverso de la amada que lo ha abandonado.

Estos ingeniosos piropos se emiten con infinidad de propósitos, que van desde la intención de resaltar la belleza de alguien hasta iniciar un cortejo.

  • Colorín colorado por buscar algo serio se me fue el ganado.
  • Pasé por tu calle, me tiraste una flor, la próxima vez, sin maceta por favor.
  • Hasta los cigarrillos que fumas les tengo envidia loca, porque los coges con tus manos y los acaricias con tu boca. 
  • Esta más buena que el pan y más rica que el chorizo, si estuvieras a mi lado serías mi único capricho.
  • El día es tan largo que al tiempo tengo que engañar y las noches se hacen eternas sólo porque tú no estás.
  • Aunque pase el tiempo y no estés junto a mí, recuerda que siempre me acordare de ti.
  • Con cariño y simpatía, que te aguante tu tía.
  • He buscado flores bellas y hermosas, hasta que lo encontré en el jardín de mi bella esposa.
  • Me gustaría ser mariposa y volar de flor en flor, y llegar hasta tu casa y decirte Hola mi amor.
  • Chupa piña, chupa limón… chupa mis labios que saben mejor.
  • Como me gustaría ser un mosquito, Para rondarte por todo el cuerpito.
  • Las flores al verte, celosas están, no comprenden como una de ellas, caminando va.

Piropos perversos para mujeres

A todos nos gusta el juego de la provocación, porque tenemos nuestro lado sensual y perverso. Desata la lujuria y deja volar tu imaginación con estos piropos para dedicar a tu pareja, tu crush o para compartir con quien te apetezca. 

Atrévete a ser creativo e inspírate. Quizá el mayor problema de este tipo de piropos sea pensar “qué le digo y cómo”. Si no se le ocurre nada, siempre es bueno buscar fuentes de inspiración.

  • Adiós corazón de melón, te espero en la cama sin pantalón.
  • Con esa cara, seguro que tu madre se emborrachaba antes de amamantarte.
  • Me gustaría ser rana asustada, para esconderme todo el día en tu estanque.
  • Me han dicho que las feas como tú hacen el amor como locas… ¿me dejas comprobarlo?
  • No cierres tus piernas a quien te abrió las puertas del corazón.
  • Para llegar a tus ojos hay que hacer noche en el ombligo.
  • Si te gustan las alegrías, yo tengo aquí una para tu cuerpo.
  • Si ya me gustas con lo que veo no quiero imaginarme con lo que tienes oculto.
  • Si a tu vida le falta salero, dímelo bonita y te enseño a mover el trasero.
  • Quien fuera el palo de ese helado que recorres con tu lengua.
  • Dame de tu veneno guapa, por ti estoy dispuesto a morir.
  • Eres el postre perfecto para una cena romántica.
  • Si ya me gusta lo que enseñas, como estará lo que escondes.
  • Sirve pronto la cena bonita que lo mío son los postres.
  • Como mejor está ese cuerpo es sin ropa que lo adorne.
  • No es la primavera, es el contoneo de esa cadera lo que me altera.
  • Con la pinta que tiene el pastel, dan ganas de morder la guinda.
  • Bonita, tienes más polvo que mis chanclas de la playa.
  • Si dormir es todo un placer, imagínate hacerlo conmigo.
  • Si lo hago a tu lado, madrugar nunca es complicado preciosa.
Piropos perversos sexuales
Piropos perversos sexuales

Piropos perversos sexuales

Para empezar, se ha perdido la costumbre del piropo, y lo poco que queda no merece la pena. En cambio, muy desagradable, insultante, grosero o de mala educación. En cualquier caso, no cabe concluir que tras esos piropos exista siempre una intención perversa. Visto así, que te piropeen por la calle no creo que pueda considerarse acoso.

Las etapas del amor o de la relación de pareja incluyen algunas fases peligrosas en las que la pasión disminuye. No lo vamos a permitir. No vamos a permitir que el deseo se apague y estamos dispuestas a mantener una temperatura constante en la relación.

  • Tú y yo tenemos una cita y tu ropa no está invitada.
  • Con la conciencia limpia y los deseos sucios.
  • Tienes cara de ser el 9 que le falta a mi 6.
  • No dejemos para mañana las ganas que nos tenemos hoy.
  • Mis ganas de ti no se quitan, se acumulan.
  • Te voy a hacer el amor tan rico que me vas a pedir la receta.
  • Quítame la ropa que las ganas te las quito yo.
  • Tú y yo tenemos gemidos pendientes.
  • Te invito a portarnos mal, ¿vienes o voy?
  • Mi cama está llena de buenas intenciones y de muy malas ideas.
  • Dicen que el sexo por la mañana es más efectivo que el café.
  • Eres la tentación a la que no me puedo resistir.
  • No es tu lengua, es lo que haces con ella.
  • Llévame al cielo sin salir de nuestro cuarto.
  • Quiero amanecer encima de ti, porque a tu lado ya sería muy lejos.
  • Quítate la ropa, tenemos que hablar.
  • Quisiera tenerte a mi lado. O encima, no importa.
  • Te invito a comer. El amor me queda riquísimo… ¿te lo hago?
  • Un beso lento que nos lleve rápido a la cama.
  • Hoy se come el postre antes de la cena.